Carta de Ricardo a Sandro
 




Me tomo un café con tu ausencia
Y le enciendo un cigarro a la nostalgia

Le doy un beso en el cuello a tu espacio...vacío.


Con estas tres líneas se vio cumplido el honor de compartir una canción con el Sandro que acompañaba a mi madre en su vieja grabadora mientras me iba a dejar a la escuela.

Hoy, Sandro es una cicatriz más en la historia de Argentina que se dibuja en su mapa para vivir por siempre. La ironía magnifica del destino le transplantara millones de corazones paisanos y extranjeros que lo sumaran a sus afectos de por vida. Sandro respira hoy mejor que nunca porque su oxigeno es el oxigeno que aspiran los suspiros que lo extrañan.

Hay algunos que se quedan cuando se van y lo hacen mas que nunca. Sandro es uno de ellos. A mi, no me queda mas que rendirle tributo a uno de los mas grandes de este espacio nuestro que fue el espacio suyo. El que habito desde sus películas y sus discos. El que enamoró y emocionó.

Que ganas de no despedirte nunca, pero hoy que hay que hacerlo, tu gente y los que te admiramos te damos la bienvenida al mundo de los inmortales que se quedaran por siempre por ser parte del catálogo sentimental de un tiempo y un continente.

Ricardo Arjona






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje:

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
<img height=
<img height=